¿Qué son los SaaS, IaaS y PaaS, y cómo te pueden ayudar a ahorrar costos informáticos?

Carlos Olivares Aplicaciones Leave a Comment

La computación en la nube va mucho más allá del simple alojamiento de archivos en línea para poder ser accesados por internet. Un concepto más amplio de computación en la nube abarca funcionalidades y capacidades más completas y poderosas. Actualmente, este concepto incluye toda una gama de servicios que nos permiten acceder a aplicaciones, plataformas y hasta infraestructuras enteras, todas en línea.

Y es precisamente ahí en donde entran en juego los conceptos sobre los cuales te queremos hablar hoy: los SaaS, PaaS e IaaS; respectivamente software, plataforma e infraestructura como servicios, y los cuales se presentan como los tres principales modelos de servicio de la computación en la nube actualmente.

En este post queremos presentarte definiciones básicas de estos tres modelos. La idea es que identifiques sin problemas los distintos modelos de servicio y decidas cuál de ellos te podría convenir como solución en la nube para ahorrar costos informáticos. Acompáñanos para aprender más.

SaaS: el software como servicio

El software como servicio o SaaS (por las siglas en inglés de Software as a Service) es un modelo mediante el cual las aplicaciones de software son alojadas en línea y accesadas vía internet, típicamente desde un navegador web. Normalmente el SaaS se utiliza para aplicaciones de correo electrónico, ofimática, CRM, bases de datos, CAD, comunicaciones, juegos, gestión de contenidos, ERP, contabilidad, finanzas, nómina y otras.

En el modelo SaaS todo el trabajo de configuración del software, su instalación y despliegue, corre a cargo del proveedor del servicio, por lo que las empresas no necesitan incurrir en costos adicionales de hardware ni licencias de software. Esto, a su vez, permite reducir los costos de IT relacionados con el mantenimiento de software.

Entre las principales ventajas del modelo SaaS podemos mencionar:

  • No existen costos de instalación, configuración y licencias, como suele ocurrir con las aplicaciones instaladas localmente
  • Se eliminan también los costos de adquisición, aprovisionamiento y mantenimiento del hardware necesario para correr las aplicaciones
  • El SaaS es escalable bajo demanda y sus actualizaciones se realizan sin interrupciones para el usuario
  • El acceso a las aplicaciones SaaS es compatible con todos los dispositivos con capacidad de acceso a internet
  • Mientras haya conexión a la web, las aplicaciones están disponibles para su uso desde cualquier locación

Algunas de las aplicaciones SaaS más usadas incluyen a:

  • Google Drive y toda la suite de Google Apps
  • Gmail
  • Salesforce
  • Zendesk
  • Dropbox
  • Slack
  • Concur
  • Cisco WebEx

Infografía: Aplicaciones G Suite Google Apps, ejemplo de SaaS

Más acerca de Google Apps

PaaS: la plataforma como servicio

Con el PaaS (o Platform as a Service, por sus siglas en inglés) llegamos a otra capa del modelo de servicios en la nube. En este caso nos referimos a plataformas de computación en la nube destinadas al desarrollo de aplicaciones. Típicamente, las soluciones PaaS incluyen un sistema operativo, entorno de ejecución de lenguajes de programación, bases de datos y servidor web, todo en línea.

Los entornos PaaS permiten que los desarrolladores de aplicaciones desarrollen, ejecuten y gestionen sus soluciones de software a través de una plataforma en la nube sin el costo y complejidad de tener que comprar y administrar todos los recursos de hardware y software necesarios para esta tarea.

Las soluciones PaaS ofrecen, entre otras, las siguientes ventajas:

  • Se eliminan los costos de infraestructura física, ya que no se requiere de hardware adicional ni de personal extra para mantener el mismo
  • Se facilita el desarrollo de aplicaciones ya que muchas soluciones PaaS incorporan componentes tipo middleware que reducen la complejidad de programación
  • Los desarrolladores pueden crear plataformas a la medida que se ajusten a sus requerimientos específicos, para mayor flexibilidad
  • Permiten que equipos de desarrolladores ubicados en locaciones distintas puedan trabajar juntos, ya que sólo se necesita de una conexión a internet para usar la plataforma

Entre los principales productos PaaS tenemos a:

  • Amazon Web Services (AWS) y sus servicios AWS Code y Lambda
  • Microsoft Azure
  • Google App Engine
  • Heroku
  • Red Hat OpenShift
  • Pivotal Cloud Foundry

 

Infografía: Estructura de Servicios de Amazon Web Services AWS, ejemplo de PaaS

Más acerca de Amazon Web Services

IaaS: la infraestructura como servicio

Finalmente llegamos al modelo de infraestructura como servicio, o IaaS (de las siglas en inglés de Infrastructure as a Service). En este caso se proporciona acceso a hardware virtualizado, es decir, una infraestructura de cómputo en la nube. Esto incluye espacio en servidores virtuales, conexiones de red, ancho de banda, direcciones IP y balanceadores de carga, entre otros elementos.

A diferencia de los modelos SaaS y PaaS, en el IaaS los usuarios son responsables de administrar las aplicaciones, datos, tiempos de ejecución, middleware y sistemas operativos. Los proveedores, por otra parte, gestiona la virtualización, servidores, discos duros, almacenamiento y conectividad de redes.

Los principales beneficios que brinda el modelo IaaS incluyen:

  • Los recursos de infraestructura están siempre disponibles bajo demanda, por lo que no se producen retrasos a la hora de expandir las capacidades, ni se desperdician capacidades inutilizadas
  • No se necesita invertir en hardware, ya que todos los equipos físicos son configurados y mantenidos por el proveedor del servicio
  • Sólo se paga por los recursos de infraestructura que efectivamente se utilicen
  • La infraestructura virtual está disponible desde cualquier locación que cuente con acceso a internet
  • No existen puntos únicos de falla, ya que la mayoría de las soluciones IaaS cuentan con múltiples recursos de hardware y configuraciones redundantes, por lo que si un switch de red o un servidor fallan, el servicio completo puede seguir funcionando sin interrupción

Entre las más importantes soluciones IaaS tenemos:

  • Amazon Web Services (AWS) y su servicio EC2
  • Cisco Metapod
  • Microsoft Azure
  • Google Compute Engine
  • Joyent

La computación en la nube está diseñada para ahorrar costos informáticos

Como puedes ver, un elemento común en las ventajas de los distintos modelos de servicios, SaaS, PaaS e IaaS, es el ahorro en materia de hardware. La computación en la nube, a través de sus distintas implementaciones, permite evitar costos de infraestructura tales como la adquisición de servidores y otros equipos. También le evita a las empresas gastar tiempo y dinero en configuración y mantenimiento de ese tipo de recursos.

En la actualidad, la disponibilidad de redes de alta capacidad, así como computadoras y dispositivos de almacenamiento de bajo costo, en conjunto con la adopción masiva de la virtualización del hardware, las arquitecturas orientadas a servicios y la computación autónoma, han permitido que la computación en la nube sea una solución confiable y fácil de implementar.

En futuras entregas, ahondaremos en cada uno de estos modelos con mayor detalle. ¡Hasta entonces!


 

Foto por: Piotr Łohunko

Comparte esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *